San Quintin –Rosarito, pasando por El Rosario, Sonora & mas ..18-21 April 2009   Dia 281 – 285

Las rutas  en la Baja se ponen calientes desde temprano, pero hasta San Quintin y un poco mas, el viento del mar nos mantuvo frescos. Como un milagro, tambien despues de San Quintin, los camiones habian casi desaparecido.

Ivana in the Catavina desert (3) por exposedplanet.

El-calor-llego-con-toda su fuerza, despues que nos internamos hacia el este y dejamos las costas del pacifico hacia el verdader desierto de la Baja.  Despues de una subida muy empinada que termine caminando y  empujando la bici, hacia otro  control militar justo antes de que la ruta bajara en caida libre hacia el polvoriento pueblo de El Rosario.

Mientras iba subiendo, un senor en una camioneta desvencijada se para al lado mio cerca y me pregunta ¨ Quiere fresas ? !¨ Me paso, desde la ruta, tres canastitos llenos de frutillas gigantes rojas y jugosas que insistio en que eran un regalo y diciendome que ya faltaba poco para el final de la subida se alejo contento.  Yo me quede con una gran sonrisa en los labios sin importar la inclemente pendiente que no terminaba nunca.

Joshua Trees in Mexico

En el Rosario, compramos un yogurth de coco de un litro que comimos de almuerzo con las frutillas en un ciber cafe, mirando la vida pasar por el Rosario: la ruta en reconstruccion entre nube y nube de tierra, moscas del mediodia y la musica tronadora de la farmacia del pueblo, que sonaba  fuerte como en  una bailanta. Read the rest of this entry »

11 de Abril      Ensenada – Baja California

Con el ultimo esfuerzo llegue a Ensenada y despues unos pocos kms afuera donde estaba la casita de Gerardo, miembro de warmshowers. Como  Gerardo vive en Estados Unidos, fue Delia y su esposo, amigos y familia  de el quien, nos abrio la casita de Gerardo y se ofrecio a ayudarnos con lo que necesitaramos. En los dias que estuvimos, me cuido como una abuela con tes especiales, cremas y pastillas para mi rodilla.m,
Los dias pasaron descansando y esperando pacientemente por una buena recuperacion. Si bien la rodilla no me dolia, mientras no pedaleara, podia sentir que algo igual no estaba bien.
Delia and Jose Antonio with Canica por exposedplanet.
Paseamos  por el barrio inspeccionamos los supermercados con cientos de productos que nunca habia visto antes: agua de horchatas, tortillas de maiz y de harina, salsas caseras, totopos ? Una enorme variedad de salsas, moles, y especias nuevas.  Solo esperabamos ue el tiempo en mexico fuera suficiente para poder probar todo !
LLovia casi todas las tardes y nos quedabamos bastante tiempo en la casa disfrutando de una segnal de  internet que nos llegaba de algun vecino, leyendo y Harry trabajando.
Ya cuando creiamos que nos ibamos a ir sin poder conocer a Gerardo,vino unos dias para re-proveer a un negocios de bicicletas local con nuevas partes y nos llevo a desayunar al centro de Ensenada, pues estabamos a varios kms de la ciudad.
Ensenada una ciudad turistica, especialmente para los mexicanos estaba desierta deturistas y de gente en general, aunque era Semana Santa. Todo el mundo culpaba al gran recesion economica que se vivia a nivel mundial, pero lo cierto es que el clima frio y las lluvias mantenian las conocidas playas desiertas.
Asi que pudimos agradecerle personalmente a Gerardo por su  casa para  ciclistas, quienes como nosotros recorren la Baja California y despedirnos de Delia, su esposo Jose Antonio, su simpatica perrita Canica y el resto de la familia que conocimos en nuestros dias en Ensenada. Antes de irnos nos dimos el gusto de hacerle un regalo a Delia por su generosa  hospitalidad.
Listos para salir aunque no sabiamos como de lista estaba mi rodilla,  pero no queriamos esperar mas quedaban unos largos 1500 ks para llegar al sur de la Baja y Gerardo (medico de original profesion, nos recomendo no hacer estudios pues no se veria nada) Cruzar los dedos y seguir ! Estiramientos y pastillas antinflamatorias !

Downtown Ensenada

Read the rest of this entry »

Abr
22
Filed Under (Diarios de Bicicleta, México) by elmundoenbici on 22-04-2009

Welcome to Tijuana !

El cartel marcaba , que entrábamos a México y no había retorno a Estados Unidos, al menos no para nosotros !

Ivana, Mexico only

La Entrada no fue en línea recta, la bici vía , nos llevaba a ninguna parte y nos pasamos de la frontera sin darnos cuenta, y tuvimos que dar marcha atrás y volver a pedir que nos sellen el pasaporte  e intentar de Estados Unidos chequee nuestra salida, después de unas horas estábamos listos y del otro lado !

Fue la primer frontera en donde a nadie le importó que entráramos.

Dead-end bikepath to Mexico

No era lo mismo del otro lado, donde miles de autos estaban atascados y llenos de guardias de seguridad y policías … sí era la frontera  para entrar a Estados Unidos.

Por suerte veníamos del otro lado !

Waiting for the US border, Tijuana

Las colas de autos pardos por horas, eran una situación que todo tipo de vendedores aprovechaba, ofreciendo todo tipo de mercancías: agua dulces, helados, souvenirs, bolsos , controles remoto !!

Tijuana, Mexico

Del otro lado un laberinto de gente y de calles nos esperaba, y por suerte también, Paúl y sus amigos para guiarnos, desde su auto a su departamento, el cual se encontraba en lo alto de Tijuana, y en el quinto piso… al cual subimos con bicicletas y todo el equipaje. Pero tuvo su recompensa; una vista de toda Tijuana y más allá de San Diego.

US border, Tijuana beach

Esa misma noche nos llevaron a comer tacos, de todo tipo y descubrimos que nos gustaban, eran sencillos y ricos. Yo había tomado la decisión de no comer más carne en esos días, y pude comer quesadillas con cebollas asadas ! Riquísimas.

Después de cenar, fuimos a ver la muralla que separa México de Estados Unidos. hasta dentro del mar.

Catrina Taqueria, Tijuana

Paul y el Chino, han abierto hace poco un kiosco de tacos en el mercado, allí todo tipo de rellenos y guisos llenan totillas tras tortillas de quienes se acercan a desayunar y almorzar: Gracias chicos, estaban muy ricos también.

Mexican chillies (3)

Pasamos toda una mañana en el mercado donde hay absolutamente de todo. Todo tipo de verduras y frutas, aun las que uno no se imagina que existan, también de granos y especias ! Y más de veinte clases de chile !

Mexican chillies (5)

Mexican chillies (7)

De todos los colores y formas, más y menos picantes, en fin para todos los gustos y absolutamente para todas las comidas, incluso los dulces y los helados en México, se pueden comer con Chile, si uno lo pide.

Mexican chillies (8)

Mexican chillies (9)

Y souvenirs mexicanos de todo tipo, donde encontramos una banderita para las bicis , y no, Harry no llevó el sombrero, aunque quizás, después en el desierto, se arrepintiera.

Harry in San Sombrero

Chino y Paul, se encargaron de que no nos faltara nada, y de que no nos fuéramos de Tijuana sin haber descansado y haber sentido un poco lo que es vivir allí. Son un grupo excelente de amigos con quienes fue un placer compartir nuestra entrada a México.

Chino and Paul, Tijuana

Ivana, Mexico and Harry

Entramos a México por Tijuana, la ciudad es enorme, y tan diferente de las ciudades de California, que veníamos viendo desde hace tanto tiempo. Un millón de sorpresas nos esperaban.

Atrás dejábamos California y una etapa completa de este viaje

P1110107 Tijuana y a lo lejos, San Diego y el mar.

Todos fueron muy simpáticos, pero carteles como este nos tiraban todo el optimismo al piso ! Igual tratamos de enfocarnos en la sonrisa de los soldados, más que en las palabras pintadas.

P1110110

México con tantas cosas lindas y millones de cosas nuevas ! Todo delante nuestro y toda América Latina, con su riqueza y variedad cultural a nuestros pies  para descubrir  cada día !

Peppers in Tijuana, Mexico

Abr
18
Filed Under (Diarios de Bicicleta, México) by elmundoenbici on 18-04-2009